Organizaciones de la Iglesia brasileña denuncian el asesinato de un campesino en Mato Grosso

Fuente: Luis Miguel Modino, corresponsal en Brasil -Periodista digital.com

La violencia en el campo brasileño es una realidad que aumenta cada día y que no tiene visos de solución. Un nuevo episodio se ha producido este 5 de enero en Colniza, estado de Mato Grosso, municipio en el que en 2017 fueron asesinados nueve trabajadores rurales, cuyos autores y mandantes quedaron impunes.

Esta vez ha habido un muerto y nueve heridos, tres de ellos de gravedad, como informa una nota publicada por la Comisión Pastoral de la Tierra – CPT y el Foro de Derechos Humanos y de la Tierra, de Mato Grosso, a la que se unen una veintena de organizaciones. La misma nota, denuncia que lo sucedido era algo esperado, pues las familias estaban siendo amenazadas desde hace tiempo y no han sido protegidas como pidieron.

La nota exige justicia de las autoridades competentes y denuncia las trabas que la propia Policía Militar ha puesto una vez sucedidos los hechos, inclusive en el rescate de los heridos. No podemos olvidar que, como recoge la nota, ésta es una situación en la que están implicados un ex diputado y un ex gobernador del Estado de Mato Grosso, a quienes se acusa de comprar parte de esa tierra con dinero desviado del erario público.

En el mismo sentido, Monseñor Neri Tondello, Obispo de Juina, diócesis a la que pertenece el municipio de Colniza, emitió otra nota, sobre lo que él denomina tragedia anunciada, en la que manifestaba su tristeza por ese nuevo derramamiento de sangre, que mancha “nuestra Madre Tierra”. Es una situación que se repite, según Monseñor Tondello, y que le lleva a preguntarse “¿Hasta cuándo necesitaremos muertos para solucionar los problemas del campo?“.

En su nota, el prelado repudia todo tipo de violencia y llama a la resistencia en la búsqueda de la verdad, esperando “el esclarecimiento de los hechos y la responsabilidad de los involucrados”, que acabe con el miedo y la muerte que parecen haberse instalado en el campo brasileño.

Nota del Obispo Diocesano en relación a la tragedia anunciada en Colniza – Mato Grosso

“Del suelo está clamando por mí la voz de la sangre de tu hermano. Por eso, ahora serás maldito por el propio suelo que tragó la sangre de tu hermano que tú derramaste”. (Gn 4, 10 – 11)

Es con mucha tristeza que anuncio más derramamiento de sangre en la Región Noroeste de Mato Grosso, en el municipio de Colniza. El hecho ocurrió en la mañana de hoy, sábado, día 05 de enero de 2019, en torno a las 7 de la mañana. Muertos y heridos, además de otros involucrados en el episodio manchan a nuestra Madre Tierra de sangre.

Pasa un año y otro año comienza, y los problemas que envuelven a la tierra continúan con un desenlace de la peor forma posible. ¿Hasta cuándo necesitaremos muertos para solucionar los problemas del campo? ¡Parecemos hijos sin Patria y / o hijos de nadie!

La Iglesia no se sostiene mientras la paz, fruto de la justicia, no se encuentra con los hijos de la tierra. Repudiamos todo tipo de violencia de hermano que mata a otro hermano. ¡La resistencia en busca de la verdad debe proseguir!

El esclarecimiento de los hechos y la responsabilidad de los involucrados es lo que se espera. Que la justicia dé cuenta de un hecho más, trayendo miedo y muerte.

“Felices los mansos, porque recibirán la tierra en herencia”. (Mt 5,5).

Don Neri José Tondello
Obispo diocesano de Juina