Más países europeos cortan fondos y condenan al gobierno represor de Nicaragua

Fuente: José Adán Silva/ La Prensa / Nicaragua/

Más países de Europa se han unido para condenar al gobierno represor del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo Zambrana, quienes han desatado todo tipo de violencia contra la población civil que protesta ante los abusos de poder.

Una nota del gobierno británico emitida el 20 de julio desde su oficina regional en San José, Costa Rica y enviada al Gobierno de Nicaragua, expresa que “el deterioro de la situación en Nicaragua es alarmante”.

El Reino Unido reitera su condena de la violencia en Nicaragua, en particular el uso deliberado y excesivo de la fuerza por parte de la Policía y los grupos armados progubernamentales en contra del pueblo de Nicaragua, lo que ha provocado un número creciente de heridos y muertes”, dice la nota.

“El Reino Unido sigue profundamente preocupado por las denuncias de violaciones de los derechos humanos, incluidas ejecuciones extrajudiciales, detenciones arbitrarias, tortura e intimidación”, agrega el gobierno británico.

Según la nota, el gobierno nicaragüense tiene la responsabilidad de poner fin a la violencia, proteger a sus ciudadanos y garantizar que los autores de abusos sean llevados ante la justicia.

Desde el inicio de las protestas sociales en abril pasado, la represión ha dejado más de 350 asesinatos, miles de heridos, cientos de detenidos y secuestrados, miles de personas migrando del país y millonarias pérdidas económicas.

Reino Unido no es la única potencia europea que condena la violencia estatal en Nicaragua.

De igual modo, desde el pasado 18 de mayo, el Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, emitió una nota de prensa donde cifró sus esperanzas en el diálogo nacional, llamó al Gobierno de Nicaragua a respetar los derechos humanos, dio las condolencias a las víctimas y demandó justicia conforme a normas jurídicas internacionales.

A la vez, Suiza anunció al Gobierno de Nicaragua que debido a la situación “incierta”, ha pospuesto la presentación de su Programa de Cooperación 2018-21.

“Suiza recibe con agrado la invitación del Gobierno de Nicaragua a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para una visita de trabajo a Nicaragua y expresa su esperanza de que la Comisión pueda hacer una contribución importante para esclarecer los actos de violencia conforme a las normas jurídicas internacionales”, dice la misiva enviada a Nicaragua.

“Dando continuidad a su compromiso de muchos años con el desarrollo de Nicaragua, Suiza está dispuesta a apoyar los esfuerzos para encontrar una solución pacífica al conflicto. Debido a la situación incierta, Suiza ha pospuesto la presentación de su Programa de Cooperación 2018-21”, finaliza el documento emitido en Berna.

Antes de la nota de Suiza, el Reino de los Países Bajos no solo condenó la represión y la violación de los derechos humanos del gobierno de Ortega, sino que suspendió temporalmente la entrega de fondos para la construcción de un hospital en el Caribe nicaragüense.

También lo hizo el gobierno de Luxemburgo, quien profundamente preocupado por el brutal abuso de los derechos humanos y el desenfrenado nivel de violencia desatada por el gobierno de Ortega y Murillo, congeló la cooperación con Nicaragua.