Maestro cristiano despedido por no usar pronombres masculinos para estudiante trans

La Gaceta Cristiana/

Un maestro cristiano ha sido despedido de una escuela secundaria pública en Virginia, porque se rehusó a referirse a una estudiante transgénero con términos masculinos.

El profesor de West Point High School, Peter Vlaming, quién dijo que usar pronombres contrarios al género natural de la alumna violaban su consciencia, fue despedido por decisión unánime el jueves, por el comité de la escuela.

La Superintendente Laura Abel dijo en un comunicado que Vlaming se encontraba envuelto en discriminación al no usar los pronombres en cuestión.

“La discriminación lleva a crear un ambiente hostil de aprendizaje. Y eso fue expresado por el estudiante y por sus padres,” dijo Abel en el comunicado.

El abogado de Vlaming, Shawn Voyles, alegó que la institución no respetó los derechos constitucionales del profesor.

“Uno de esos derechos es no ser obligado a realizar alguna acción o decir algo que vaya en contra de las creencias personales,” dijo Voyles.

Recientemente, Vlaming había sido desplazado a la administración mientras se resolvía la situación, si bien él acordó usar el nombre escogido por la estudiante, aclaró que no alteraría los pronombres de género para referirse a la misma.

“No voy a usar pronombres masculinos con una estudiante femenina, aunque si llegué al acuerdo de usar el nombre propio con el que se identifica,” dijo Vlaming en respuesta a su desplazamiento.

“Las autoridades me obligan a usar pronombres masculinos en todos los contextos escolares, bajo amenaza de despido o represalias.”

Quienes apoyan al profesor protestaron en contra del trato que recibió de parte del distrito escolar, y firmaron una petición para que sea reincorporado en su puesto. Hasta el momento la petición ha juntado más de 1,800 firmas.

Personas de todo el país expresaron su descontento contra la institución y contra el despido injusto de Vlaming.

“El Sr. Vlaming hizo lo correcto. Está en su derecho. Y si nosotros, como americanos no levantamos nuestra voz en apoyo, terminaremos perdiendo nuestros derechos dados por Dios,” dijo uno de los firmantes de Carolina del Norte.

“Esto es una clara violación a la libertad de expresión. Otro ejemplo de la tiránica agenda del movimiento LGTB y sus imposiciones,” dijo un ciudadano de Michigan.