LGTBI: el rostro de la nueva izquierda

Teresa García-Noblejas / Actuall /

 A estas alturas del partido creo que tenemos claro que la condición homosexual de las personas tiene poco que ver con los movimientos y grupos LGTBI. Estos últimos utilizan a los individuos como coartada para su batalla ideológica. Ya lo hizo Marx con los obreros. Esta realidad resultó muy evidente en el #HOBus, cuyos ocupantes recibieron ataques, agresiones e insultos procedentes de tipos vinculados a Podemos. No ví, sin embargo, homosexuales de verdad ofendidos por el autobús. Por el contrario, entendían que protestáramos contra el adoctrinamiento sexual de los niños.

Agustín Laje y Nicolás Márquez al presentar el Libro Negro de la Nueva Izquierda en Ciudad de México. Foto: ConFamilia.

Pues esta manipulación ideológica de las personas en función de su identidad sexual la están denunciando dos intelectuales argentinos que sostienen que la ideología de género o LGTBI es el rostro de la nueva izquierda. Se trata de Agustín Laje y Nicolás Márquez. Ambos son jóvenes (Agustín no alcanza los 30 años y Nicolás ronda los 43) y también tienen en común que aterrorizan a la izquierda utilizando un arma letal: sus palabras. Son brillantes y denuncian que la antigua lucha de clases se ha convertido en un combate ideológico entre géneros. Y no tiene pelos en la lengua para desmontar los mitos de la nueva izquierda, que resumen en dos corrientes totalitarias: feminismo y LGTBI.

Pues estos dos intelectuales van a recorrer España en quince días de la mano, como no podía ser de otra manera, de HazteOir.org.Madrid, Zaragoza, Oviedo, Barcelona, Valencia, Palma de Mallorca, Murcia, Sevilla y Cádiz serán las ciudades que reciban a Laje y a Márquez.

Conviene decir que Laje es autor ocasional en Actuall, además de un viejo amigo de HazteOir.org, la asociación que puso en marcha el autobús naranja y que también organizó el I Congreso sobre Género, Sexo y Educación Gender&Sex el pasado mes de febrero en Madrid. Laje fue ponente en ese congreso y no dejó indiferente a nadie, como pueden ver en este enlace.

 

Agustín Laje, durante su intervención en el Congreso sobre Educaicón Género y Sexo organizado por HazteOir.org.

Estas son algunas de las frases pronunciadas en el mencionado congreso por Agustín Laje:

“La ideología de género, en una palabra, es un conjunto de ideas anticientíficas que, con propósitos políticos autoritarios, vinculados al proyecto ideológico de la nueva izquierda, desarraigan a la sexualidad humana de su naturaleza para explicarla sencillamente y ‘monopólicamente’ por la cultura”.

“La autopercepción significa que yo soy lo que yo autopercibo ser. Y yo no tengo ningún problema con las personas que autoperciben ser aquello que no son. Eso es importante: el derecho al disfraz existe, yo lo reivindicó. El derecho a disfrazarse y jugar al carnaval, yo lo reivindico, no tengo ningún problema con eso. Por ejemplo, si Ignacio (Arsuaga, presidente de HazteOir.org-CitizenGO) se quiere disfrazar de Superman, y asegurarnos a nosotros que él es Superman, y tirarse desde el décimo piso a ver si puede volar, es un problema suyo, no es un problema mío. ¿Cuándo se convierte en un problema mío? Cuando a mí Ignacio me hace financiarle su capa, y me obliga a que yo lo perciba como el Superman que no es”.

“No hay ideología de género sin autoritarismo. No hay ideología de género sin estatismo. Es que es tan ridículo todo esto, que necesita del poder de la Policía, del poder opresivo del Estado, para implementarse. Es por eso que la ideología de género empieza siempre desde el Estado y necesita del Estado para ser algo más que un grupo de gente que se autoengaña.

“Yo tengo una amenaza de muerte diaria y siempre me meto en el perfil de la persona que me amenaza y veo que muchos son menores de edad. Tienen 15 años. Tienen a Justin Bieber como foto de portada y abajo “Muerte al macho”. ¿Qué está pasando aquí? Si la vieja revolución dejaba ríos de sangre y nosotros podíamos percibirla porque escuchábamos el sonido de las balaceras”.

“Lo terrible de esta revolución es que es milimétrica, es gradual, es insonora y supuestamente indolora. Lo único que te fríe, lo único que fríe es el cerebro.Y nosotros podemos darnos cuenta de esa revolución. Lamentablemente, cuando el cerebro ya está frito porque no podemos ver ese proceso. Llegamos a ver hoy eso, que hay chicos que no quieren que se dijera aquí que los niños tienen pene y que las niñas tienen vulva. Algo que cualquier biólogo, médico, estaría seguramente de acuerdo en afirmar y confirmar, y si no fuese así, yo no me trataría con ese médico”.

Pues este es el discurso de Laje. A Nicolás Márquez no le he leído ni escuchado, pero me dicen que ‘apunta maneras’ y es igualmente rompedor y brillante. Ya están agotándose las entradas gratuitas para escuchar a Laje en Madrid y en otras ciudades. Y es que hay hambre de incorrección política y afán por entender los rostros de la nueva izquierda que ya no habla de obreros sino de pensamiento LGTBI. Podrán estar o no de acuerdo con lo que dicen pero no tengan duda de que no les dejarán indiferentes.