Hezbollah insta a atacar con terroristas suicidas las bases de EEUU en Oriente Medio

Aurora Israel/

El cabecilla de la organización terrorista islámica chíi libanesa proiraní, jeque Hassan Nasrallah, manifestó que la eliminación del general iraní Qassem Soleimani “marca el comienzo de una nueva era para toda la región”.

“Señala el comienzo de una nueva era y una nueva historia no solamente para Irán o Irak sino para toda la región”, aseguró el secretario general de Hezbollah, en un discurso televisado pronunciado desde su escondite.

Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, la unidad de elite las del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní para las operaciones en el exterior, fue abatido por misiles lanzados desde dos drones estadounidenses, junto a Abu Mahdi al Muhandis, comandante de Kataeb Hezbollah (Batallón Hezbollah), un grupo terrorista iraquí apoyado por Irán, cuando se desplazaban en varios vehículos cerca del aeropuerto internacional de Bagdad.

Nasrallah instó a las milicias chiís a atacar las bases militares de Estados Unidos en toda la región, incluyendo por medio de ataques suicidas y predijo que los estadounidenses abandonarán la región en “ataúdes”, llevándose a los israelíes con ellos.

“Esta no fue una operación de asesinato aislada. Este es el comienzo de una nueva guerra de Estados Unidos en la región”, prometió Hassan Nasrallah.

Nasrallah aseveró que el ataque aéreo del tres de enero será una “fecha que separa en dos eras la región … es el comienzo de una nueva era y una nueva historia no solo para Irán o Irak sino para toda la región.

Nasrallah arguyó que Israel había pedido a Washington que eliminara a Soleimani.

“Israel quería asesinar al comandante de la Fuerza Quds Qassem Soleimani en Siria, pero no pudo o no se atrevió. Acudió a Estados Unidos, que lo hizo abiertamente”, alegó Nasrallah.

“Israel veía a Soleimani como el hombre más peligroso desde que se estableció el Estado, debido a que rodeaba el país con misiles”, agregó.

Nasrallah elogió el “martirio” de Soleimani y culpó a Washington por el “crimen” de su muerte.

“Este no es un asesinato ambiguo … este es un crimen evidente y claro. [El presidente estadounidense, Donald] Trump ordenó al ejército de EE.UU. que ejecute este crimen”, añadió.

“Hoy le digo a[l secretario de Estado norteamericano Mike] Pompeo que mire a las masas que asistieron al funeral de Soleimani: este es el poder de Irán. El objetivo ahora es eliminar por completo a los ocupantes estadounidenses de Irak. La oposición iraquí no permitirá que un solo soldado estadounidense permanezca en Irak”, sostuvo el líder de Hezbollah.

Nasrallah prometió que, si las milicias chiís atacan los recursos militares estadounidenses en el Oriente Medio, los estadounidenses eventualmente abandonarán la región humillados y se llevarán con ellos a Israel.

“No permitiremos que nuestra región, sus lugares sagrados y sus recursos naturales sean entregados a los sionistas”, afirmó el secretario general de Hezbollah.

Nasrallah instó a las fuerzas chiís, el “eje de resistencia”, a atacar al ejército estadounidense, incluso con terroristas suicidas.

“Si el eje de resistencia se dirige en esta dirección, los estadounidenses abandonarán nuestra región, humillados, derrotados y aterrorizados. Los mártires suicidas que forzaron a Estados Unidos a salir de la región antes [aún] permanecen”, aseguró.

“Si los pueblos de nuestra región se dirigen en esta dirección; cuando los ataúdes de los soldados y oficiales estadounidenses lleguen verticalmente y regresen horizontalmente, Trump y su Administración sabrán que perdieron la región y perderán las elecciones [2020]”, amenazó.

“[La] respuesta a la sangre de Soleimani … debe ser la expulsión de todas las fuerzas estadounidenses de la región. Cuando logremos este objetivo, la liberación de Palestina se volverá inminente. Cuando las fuerzas estadounidenses abandonen la región, estos sionistas empacarán las maletas y se irán, y [quizás] no necesitaremos una batalla con Israel”, puntualizó.

“Trump y los tontos que están con él no se dan cuenta de lo que han hecho, pero el tiempo les mostrará”, argumentó.

Nasrallah dijo que Soleimani lo había visitado hace unas semanas en el sur de Beirut.

“Le dije: ‘Tu cara está en los periódicos estadounidenses, te van a asesinar’. Él respondió: ‘Ojalá’”.

“El querido y amado hermano Soleimani logró lo que su corazón deseaba. Murió como un mártir”, aseveró Nasrallah.