Francia se plantea la prohibición de los partidos políticos religiosos

Evangelica  Focus / Prostetante Digital /

Francia se plantea la prohibición de los partidos políticos religiosos Algunos temen la entrada de grupos islamistas en parlamentos regionales, mientras los evangélicos no tienen planes de crear formaciones basadas en su fe pero alertan contra los intentos de limitar la expresión religiosa en los espacios públicos. 

El líder en el Senado francés del partido Los Republicanos, Bruno Retailleu, ha vuelto a plantear este mes de octubre el debate sobre el papel sociopolítico del islam en la sociedad.

En una entrevista al diario Le Journal du Dimanche, el representante del grupo más numeroso en la Cámara Alta, donde Los Republicanos poseen 146 de los 348 asientos, ha asegurado que su grupo presentará un proyecto de ley para prohibir las listas electorales confesionales, con el objetivo de detener los proyectos políticos que solamente admiten miembros de una religión específica. 

Una propuesta que llega después de saberse que la Unión Democrática de Musulmanes, un partido creado en 2012, planea concurrir en las próximas elecciones municipales presentando listas en, al menos, 50 ciudades. Este nuevo debate es parte de una larga discusión acerca de la fuerza que posee el islamismo en Francia.

Según Retailleu, “el islam político quiere construir una contra-sociedad con valores separatistas y antirepublicanos”. Además, ha añadido que los partidos religiosos “quieren dar privilegios a una parte de la sociedad por encima del resto”. 

En paralelo a las declaraciones de Retailleu, el ministro de Interior galo, Christophe Castaner, ha afirmado que prohibir partidos políticos religiosos podría ser anticonstitucional pero también ha matizado que las autoridades actuarían contra cualquier candidatura con un “discurso de comunitarismo islámico”.   

SIN PARTIDOS EVANGÉLICOS EN EL HORIZONTE

Los cristianos evangélicos son otro de los grupos religiosos que más crece en Francia. Sin embargo, según explica el director de comunicaciones del Consejo Nacional de Evangélicos de Francia (CNEF, por sus siglas en francés), Romain Choisnet, “no hay intención de crear listas no mixtas para las próximas elecciones”. 

Choisnet explica que en las iglesias evangélicas “no existe una cultura de hacer las cosas por nuestra cuenta, pero queremos ser actores junto a otros para lo coexistencia y el bienestar en nuestras ciudades”.

En este sentido, dice, “no nos veríamos afectados por restricciones eventuales”.    Cartel de la campaña Libre de le dire, lanzada por el CNEF.

LA BATALLA POR LA EXPRESIÓN RELIGIOSA PÚBLICA

Desde el CNEF, en cambio, se muestran preocupados por “el desarrollo de ideas antirreligiosas”. “Algunos quieren restringir la expresión de las prácticas religiosas y relegar la fe personal y de los ciudadanos a la esfera privada”, añaden. 

Este secularismo agresivo, dice Choisnet, es “un intento contra nuestra libertad de religión y de expresión, dos valores reflejados en nuestra Constitución y en la Declaración de los Derechos Humanos”.

El CNEF, remarca, “trabaja para asegurar que la expresión pública de nuestra fe continúe siendo una libertad en Francia hoy y mañana”. Precisamente, la entidad ha lanzado la campaña ‘Libre de le dire’, que anima a los cristianos franceses a conocer sus derechos y hablar con seguridad en en las escuelas, los lugares de trabajo y los espacios públicos.