En Inglaterra: 21.000 personas piden reinstalar conductor de autobús suspendido por resistirse a la propaganda LGBT

Life Site News// Info Catolica/ 

Más de 21.000 personas (y aumentando) han firmado una petición donde insisten en que el empleador del conductor de autobús ingles lo respalde después de que este se negó a conducir un autobús que promociona los colores de la «bandera del orgullo» LGBT.

CitizenGo lanzó la petición en nombre del conductor de Konectbus, suspendido después de que una estudiante universitaria lo denunciara la semana pasada por negarse a conducir un autobús con un número adornado con los colores de la «bandera del orgullo» LGBT.

«Hasta ahora, después de 36 horas desde que se puso en línea la petición, más de 16.000 personas han firmado pidiendo que se reinstaure al conductor del autobús», dijo a LifeSiteNews la portavoz de CitizenGo, Caroline Farrow.

«Esto demuestra 2 cosas», continuó. «En primer lugar, el público británico cree firmemente que el empleador no debería obligar a nadie a apoyar y promover principios que van en contra de sus creencias personales».

Ella dijo que el «apoyo abrumador» también demuestra que la gente común está harta de la bandera del arcoíris y se resienten a la forma en que varias corporaciones e instituciones públicas la están usando como «símbolo político» para obligar al «público a una aceptación acrítica de una ideología cuestionable».

La demandante, Rebecca Sears, de 19 años, estaba molesta porque el conductor expresó sus objeciones a los coloridos y politizados números. 

«Hoy estaba esperando el autobús 501 a Thickthorn y el conductor nos dijo que teníamos que esperar a que cambiara de autobús ya que ̏este autobús promueve la homosexualidad y se niega a conducirlo˝ debido al cartel multicolor con el numero ̏501˝». Ella escribió en Twitter, publicando una fotografía del conductor.

«Norwich no aprecia la homofobia», agregó, presumiendo hablar por los 132.512 residentes de la antigua ciudad.

«Sé que todos tienen derecho a sus propios puntos de vista. Sin embargo, si no puede hacer su trabajo correctamente debido a su intolerancia, tal vez necesite pensar muy bien sus elecciones laborales».

Se cree que el conductor, cuyo nombre aún se desconoce, tiene más de 50 años.

Sears también reveló en Twitter que había denunciado al conductor de Konectbus en la estación de autobuses, quienes le aseguraron que sabían sobre el incidente.

En respuesta, la empresa matriz de Konectbus le aseguró a la adolescente que su empleado había sido suspendido.

«Go East Anglia se enorgullece de los valores que apoyan la diversidad y la inclusión, y han sido campeones en el Norwich Pride desde 2017», declaró el miércoles.

«Queremos que todos los clientes de cualquier origen u orientación sexual se sientan cómodos con nuestros servicios», continuó.

«Como empresa, no toleramos ningún comportamiento de nuestros conductores que no sea compatible con esta visión. El conductor involucrado en este incidente ha sido suspendido y se está llevando a cabo una investigación».

Los eventos de «orgullo» LGBT tienen lugar en todo el Reino Unido durante los meses de verano, y no solo los autobuses, sino también los trenes, los bancos y otras empresas comerciales exhiben de manera destacada los colores del arcoíris LGBT.

CitizenGo consideró que el lobby LGBT era «intolerante» y declaró que fue el tweet de la adolescente lo que causo la suspensión del conductor.

«…No satisfecha con denunciar al hombre en la estación de autobuses, Sears procedió a tomarle una fotografía y popularizó la situación en las redes sociales, lo que produjo la suspensión del trabajador. Esto podría conducir en represalias contra él y su familia», escribió el grupo en su petición.

El grupo observó que la estudiante no había twiteado por qué su viaje había sido obstaculizado o por qué había sufrido un breve retraso, sino por qué el conductor expresó su opinión.

«El conductor no estaba expresando ningún odio o comentario ofensivo hacia la comunidad LGBT o cualquier individuo, sino simplemente ejerciendo sus propios derechos de conciencia cuando se trata de verse obligado a promover una ideología política con la que no está de acuerdo», dice la petición.

CitizenGo cuestionó el derecho de los empleadores a obligar a los empleados a promover ideologías políticas con las que no están de acuerdo y subrayó el hecho de que el «orgullo» es un movimiento político.   

«La bandera del arco iris es un símbolo político, cuyos partidarios promueven una serie de prácticas éticas problemáticas como la ideología de género y la subrogación», dijo. 

«Cuando una empresa elige adoptar una causa política como parte de su marca corporativa, los empleados se asocian automáticamente con esa causa y, a menudo, como en el caso del conductor del autobús, se ven obligados a promoverla».

«Forzar a un empleado a promover valores que van en contra de su conciencia o fe religiosa es una violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos».

CitizenGo reveló que un colega del conductor del autobús se había «regodeado» en las redes sociales, porque el conductor seguramente será despedido ya que su gerente es homosexual.

«Esto implica que se le podría negar al hombre un proceso justo y estar sujeto a una investigación parcial».

También implica. que el colega cree que las personas LGBT son necesariamente vengativas y mezquinas cuando se trata de la libertad de expresión. 

El usuario de Twitter Pàdair le preguntó a Jamie Wood: «¿Estás diciendo que el gerente de la empresa será parcial en su enfoque porque es gay? No creo que él esté contento con eso, ¿verdad?».

Para firmar la petición en línea en nombre del conductor, vaya aquí.