“El principal problema de Venezuela es espiritual”, dice el pastor local

Noticias Cristianas Digitales/

Una crisis política intensa estalló en Venezuela desde Juan Guaidó fue reconocido por varios países, entre ellos El Salvador a través del nuevo gobierno que tomará posesión en junio, como presidente de Venezuela.

Como un resultado de este choque, la última semana estuvo marcado por choques violentos entre las fuerzas armadas y los adversarios del régimen, Nicolás Maduro, en las calles de Caracas.

Entre las fuertes escenas de violencia, la que más se destacó fue la de los tanques avanzando sobre los manifestantes. Más de 200 personas resultaron heridas y al menos cinco murieron, siendo tres de ellas adolescentes.

De acuerdo con el pastor venezolano Enrique Soto, el problema de su país es, por encima de todo, espiritual.

“Nuestro principal problema es espiritual”, dijo Soto al sitio Charisma News. “Muchos están siendo tocados por el Señor, pero muchos todavía se aferran a la brujería, Santería y todo tipo de idolatría. La guerra espiritual es intensa porque el difunto presidente, Hugo Chávez, era un sacerdote de la santería e hizo todo tipo de pactos y rituales satánicos, auxiliados por Cuba, a fin de mantener el poder y entregar a Venezuela a las tinieblas del comunismo.

La santería es una religión afro-americana de origen yorubá que se desarrolló en Cuba entre los descendientes africanos. Los rituales son muy parecidos a los del candomblé brasileño.

Soto dice Hugo Chávez Venezuela maldijo cuando dijo en 2010 que Israel es “genocida” y se puso en su lugar. “Esa maldición destruyó nuestro país”, observa. “Esa maldición debe ser quebrantada por el arrepentimiento”.

El pastor indicó puntos específicos de oración por Venezuela. “Es difícil describir el sufrimiento a menos que usted vea con los ojos. Por favor, ore para que el pueblo sufriente no pierda la esperanza. Que el corazón del pueblo venezolano pueda volverse hacia Cristo “, él pide.

“Ore para que la iglesia se arrepiente – muchos pastores fueron seducidos por Chávez y apoyaron su régimen – para que el pueblo venezolano, que está ligado a prácticas del ocultismo, pueda arrepentirse y volver a Cristo”, dijo Soto.

El número de venezolanos cruzando la frontera con Brasil creció más del 1000% en tres años.

“Ore para que la fe de los pastores y de las iglesias no falle en medio de la escasez y el sufrimiento”, agregó. “Yo conozco pastores que sobreviven con una donación mensual de 25 dólares y se consideran privilegiados, pues hay cientos y tal vez miles de pastores que sobreviven con mucho menos. Es por eso que muchos venezolanos, incluyendo pastores, van a los países vecinos “.

“Ore por las familias que fueron afectadas. Los niños están desnutridos y hasta abusados, pues fueron dejados casi como huérfanos porque sus padres tuvieron que marcharse. Muchos jóvenes recurren a robos y crímenes. Ore para que la iglesia remanente obtenga provisión y fuerza sobrenatural para continuar orando, evangelizando, discipulando a los nuevos creyentes y plantando nuevas iglesias “, continúa.

A pesar del caos, Soto dice que todavía hay esperanza. Algunos ministerios establecieron puestos a lo largo de la frontera entre Colombia y Venezuela para ayudar a los refugiados. Otros están trabajando con los residentes locales para equipar a las personas con recursos durante la crisis.

“El Señor nos prometió un gran avivamiento y el fin de este régimen comunista. Ore por el presidente interino, Juan Guaidó, que es un joven político extraordinario que era desconocido hace algunos meses, pero demostró un increíble liderazgo, sabiduría y coraje. “Ore para que el próximo gobierno, por la gracia de Dios, haga este país mejor que antes”, finalizó.