El Comité de Derechos Humanos de la ONU excluye a los niños no nacidos del derecho a la vida

Fuente: Religión en Libertad /

La polémica sigue rodeando al Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, conocido por su tradicional defensa del abortismo y ahora de la ideología de género. Desde hace meses, lleva debatiendo y formulando el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, que en su apartado número seis trata sobre el derecho a la vida.

Una vez publicado el borrador, los estados miembro y las asociaciones especializadas podían hacer alegaciones y propuestas para su modificación y así saltó la primera polémica cuando Dinamarca pidió que no se utilizara “mujer embarazada” porque era discriminatorio con los transexuales.

Exclusión de los no nacidos
Sin embargo, más grave ha sido cómo el Comité ha decidido ignorar la petición de importantes países y asociaciones en la cuestión de fondo sobre el derecho a la vida pues el nuevo borrador excluye a los niños no nacidos del derecho a la vida.

Más de 100 países y organizaciones, entre los que se encuentran Estados Unidos, Rusia y Polonia, pidieron que se protegiera al no nacido, pero sus propuestas no han sido escuchadas.

En Ginebra, los 18 miembros del comité redactaron un nuevo borrador que para organizaciones presentes en la ONU como C-FAM, defensora de la vida y la familia, es más “extremo que el anterior”.

Los grupos abortistas si han sido atendidos
El Comité si ha añadido, sin embargo, las sugerencias de las organizaciones abortistas, asegurando que el documento debía tener un lenguaje claro sobre el acceso al aborto mostrando que es un derecho que debe ser “efectivo” y su realización “asequible”. La justificación de los miembros firmantes es que esto es necesario para facilitar el aborto a las víctimas de violación.

Ninguno de los expertos que ha redactado este nuevo borrador expresó algún tipo de preocupación por el dolor que sienten los no nacidos en el aborto ni tampoco se menciona la Convención sobre los Derechos del Niño, que insta expresamente a los países a proteger a los niños incluso “antes del nacimiento”.

“Por supuesto, hemos acordado que depende los estados hacer la determinación de cuándo empieza la vida”, dijo la profesora alemana Anja Seibert-Fohr, el único miembro del comité que aconsejó cautela sobre la imposición del derecho al aborto, y señaló a la Corte Europea de Derechos Humanos como modelo.

Tampoco respondió al Comité a las críticas de países como EEUU, Rusia, Egipto, Japón y Polonia, entre otros, de que no tenían autoridad para incluir el derecho al aborto en este tratado.