Chengdu, Iglesia de la Primera lluvia: arrestos, condenas, violencias

AsiaNews/ChinaAid/

Wang Yi, el pastor líder de la comunidad, arrestado hace un año, todavía espera ser procesado. Arriesga 10 años de prisión. A fines de noviembre, uno de los ancianos de la comunidad, Qin Defu, fue condenado a 4 años. Niños adoptados sacados a una pareja porque “están atrapados en un culto malvado”.

 La Iglesia de la Primera lluvia de la Alianza, una comunidad evangélica doméstica con base en la capital de Sichuan, continúa siendo tomada de mira por las autoridades.

Hace cerca de un año, el 9 de diciembre, la policía arrestó a 100 miembros de la comunidad no oficial, comprendido su líder, el pastor  Wang Yi, su esposa y su niño.

Hasta ahora, la mayoría de los arrestados fueron liberados. Para Wang Yi, en cambio, no se conoce aún la fecha de su proceso. Definido por muchos como “el más valiente” líder religioso en China, él calificó los nuevos reglamentos sobre las actividades religiosas, aprobadas en 2018, como un instrumento para sofocar la libertad religiosa.

Wang Yi también atacó el “culto de César”, después que las asociaciones patrióticas han obligado a los cristianos a poner- a menudo en los altares- la foto del presidente Xi Jinping. 

Zhang Peihong, el abogado de Wang Yi, jamás obtuvo el permiso para encontrarlo. Según las últimas informaciones, el pastor parece esté en buena salud física y mental. Su esposa Jiang Rong y el hijito Joshua están en arresto domiciliario en un departamento de Chegdu.