20.000 caminan en silencio contra la imposición de la ley del aborto en Irlanda del Norte

Fuente:  Evangelical Focus / Protestante Digital /

“Nadie nos consultó sobre este cambio antidemocrático, que no refleja la opinión pública o política aquí”, expresan los manifestantes frente al Parlamento.

Miles de personas protestaron este 6 de septiembre contra un cambio de ley propuesto que podría legalizar el aborto en Irlanda del Norte hasta las semana 28 de gestación.

Actualmente, el aborto solo se permite bajo circunstancias limitadas por la ley. NI Voiceless (Silenciados de Irlanda del Norte), el grupo que organizó la manifestación, dijo que muchos norirlandeses estaban frustrados porque “no se les preguntó sobre este cambio antidemocrático, que no refleja la opinión pública o política aquí”.

Los manifestantes caminaron en silencio y se detuvieron frente al Parlamento de Irlanda del Norte. Allí, encendieron luces durante seis minutos que representan los seis condados de Irlanda del Norte.  

 Una imposición centralista

 El 10 de julio, el parlamento de Westminster del Reino Unido (Londres) votó para introducir enmiendas al proyecto de ley de Irlanda del Norte que provocará grandes cambios en las leyes de aborto, a menos que la Asamblea (Parlamento) de Irlanda del Norte sea restaurada antes de finales de octubre. Es poco probable que esto suceda después de dos años en los que no ha estado funcionando, a causa de la fragmentación política que dificulta la formación de gobierno.

Representantes políticos, organizaciones provida (incluidos los cristianos) y ciudadanos a título personal han alzado su voz en los últimos meses diciendo que estos cambios no representan la voluntad de la mayoría de los norirlandeses. Las encuestas dicen que más del 60% están en contra de la aprobación de la nueva ley de aborto propuesta.  

Evangélicos  se unen a las protestas

 Peter Lynas, Director de la Alianza Evangélica de Irlanda del Norte, dijo: “Esta fue una convocatoria de todas las religiones, y de ninguna en particular”, en la que miles quisieron protestar porque “no fuimos consultados, estas personas no tienen voz”.

Pidió a los políticos que “regresen allí [al parlamento] y hagan las gestiones necesarias para detener esta ley de aborto porque esto no es lo que la gente de Irlanda del Norte quiere”. Lynas dijo que era una “parodia absoluta” “imponer” la ley a la gente “sin regulaciones apropiadas”. “Éramos 20.000 o más personas reunidas en este lugar diciendo “no”. No podemos hacer mucho más, ese era nuestro papel, protestar.

Entregamos este mensaje a los políticos y confiamos en Dios en este momento. En la actualidad, 100.000 personas están vivas en Irlanda del Norte gracias a que no existía esta ley”. “No queremos que eso cambie”, agregó Lynas.

“Queremos ser un faro de esperanza y un faro de luz en su lugar”.  

Los organizadores anuncian que continuarán buscando formas para defender la vida. / NI Voiceless.

 

 “Vidas son importantes”

El grupo de defensa cristiano CARE también se unió a la protesta. “Hay un verdadero malestar por cómo Westminster ha impuesto cambios sociales tan profundos en Irlanda del Norte sin ninguna consulta”, dijo el grupo.

“Nuestra ley actual sobre el aborto afirma la vida y creemos que envía un mensaje positivo de que tanto la vida de las madres como la de los bebés son importantes”. Otras organizaciones e iglesias cristianas también se unieron a la protesta.  

Próximos pasos

Arlene Foster, líder del DUP (Partido Unionista Democrático, el mayor partido unionista en el parlamento), se unió a las protestas diciendo que la gente debería “unirse” para proteger “ambas vidas”. Justo después de la protesta del viernes, NI Voiceless llamó a “defender el valor de la vida humana” apoyando a los grupos que trabajan en nombre de los no nacidos, y alentó a las personas a ponerse al servicio de las mujeres y las familias.