España registra 52.188 nuevos casos desde el viernes, un nuevo récord en un fin de semana

Emilio de Benito / El País /

La situación de la covid evoluciona en España a peor, de una forma “rápida y aguda”, ha dicho este lunes el director del Centro de Control de Alertas y Emergencias (CCAES), Fernando Simón.

Los datos de este fin de semana, que se dan agrupados, lo confirman: han sido 52.188 nuevos casos, un 37% más que en el mismo periodo de la semana anterior.

Aunque los números de viernes, sábado y domingo se dan agrupados, la media es de más de 17.000 por día. El número de diagnosticados se acerca ya a los 1,1 millones (1.098.320).

“España está yendo claramente hacia arriba y nos tiene que preocupar mucho”, ha comentado. Con estos números, la incidencia a 14 días sube a 410,18, mientras que el viernes estaba en 361,66. Solo en el fin de semana ha subido un 13%.

El portavoz sanitario ha explicado que, pese al enorme número de casos –en una tendencia similar a la de otros países europeos–, la letalidad se mantiene por debajo del 1%, muy diferente de la de los primeros meses de pandemia, cuando pasaba del 10%.

Aun así, como hay muchos diagnosticados, la cifra de fallecidos ha subido en 1.039 desde hace una semana, aunque si se toman los casos en que la defunción ha sido en la última semana son 628, casi 100 al día, ha recalcado Simón.

Todas las comunidades han aumentado su incidencia respecto a hace siete días menos Madrid, y ya son 14 los territorios con una incidencia de más de 300. Melilla y Navarra pasan de 1.000.

Con esta evolución, ya hay un 13,7% de camas de hospitales utilizadas por personas con covid, aunque en ocho territorios (comunidades o ciudades autónomas) pasan del 15%. Hace una semana la proporción era del 10,36%. Simón ha dicho que ya hay centros que empiezan a tener problemas.

El director del CCAES, Fernando Simón, comparece en rueda de prensa, este lunes. EUROPA PRESS / EPV.

El porcentaje de ocupación de las UCI está en el 24,24%, y hay algunas en situación “muy crítica”, ha dicho Simón, quien ha vaticinado que a mediados de noviembre muchas estarán en situación muy complicada si las medidas que se están tomando ahora y la responsabilidad individual no lo evitan.

Hace una semana estaba en el 21,4%. Para que esto no ocurra, “los grupos vulnerables deben estar bien protegidos”, ha dicho Simón, aunque ha matizado que eso “no significa encerrados” (en muchas comunidades se prohíben las visitas a las residencias, por ejemplo, y que los ingresados salgan), sino que ese cuidado está en manos de sus contactos.

40% de asintomáticos

El único indicador positivo que ha resaltado este lunes Simón es el del número de pruebas, cuyo indicador está ya en 1.851 por 100.000 personas, cuando hace una semana estaba en 1.516. Navarra y La Rioja están por encima de 4.000, por lo que el director del CCAES cree que eso deberá repercutir en la evolución positiva de la pandemia. La positividad (porcentaje de pruebas que detectan un caso) ha subido del 12,3% al 13,1%.

“El 40% son asintomáticos o presintomáticos”, ha explicado el responsable sanitario, quien añadió, sin embargo, que de nada sirve tener una tasa tan alta de detecciones si luego no se les pone en aislamiento.

Simón ha defendido que el estado de alarma dure hasta mayo, básicamente para que todos puedan trabajar con tranquilidad sin necesidad de estarlo renovando en las Cortes periódicamente.