El uso de banderas LGTBI en espacios institucionales genera debate en España

Protestante Digital / España /

El Supremo sentenció que ninguna bandera que no sea oficial puede figurar en los edificios públicos. Sin embargo, la celebración LGTBI acapara espacios en ámbitos públicos y privados en todo el país.

Las grandes marchas relacionadas con el “Día del Orgulo LGTBIQA+” en España han sido casi todas canceladas a causa de las restricciones por el covid-19. Sin embargo, la presencia de los símbolos LGTBI, sobre todo su bandera, ha copado titulares en los últimos días a causa de su uso por parte de organismos, empresas e instituciones en España.

Parte de la polémica ha venido a causa de la sentencia del Tribunal Supremo hecha pública este mes de junio donde establece “que no pueden utilizarse banderas no oficiales en el exterior de los edificios públicos”.

La sentencia expresa que “no resulta compatible con el marco constitucional y legal vigente, y en particular, con el deber de objetividad y neutralidad de las Administraciones Públicas la utilización, incluso ocasional, de banderas no oficiales en el exterior de los edificios y espacios públicos, aun cuando las mismas no sustituyan, sino que concurran, con la bandera de España y las demás legal o estatutariamente instituidas”.

Las instituciones se saltan la ley

A pesar de la sentencia, algunos Ayuntamientos han infringido la norma este mismo mes de junio al colocar la bandera LGTBI en sus instalaciones públicas, una práctica que era habitual en los últimos años.

Por ejemplo, el Ayuntamiento de Cádiz ha tenido que arriar este lunes la bandera LGTBIQ+ que hace solo siete días había sido izada con motivo de la “Semana del Orgullo”, tras la demanda presentada por Abogados Cristianos ante el juzgado de la provincia. El Ayuntamiento ha expresado su malestar por tener que retirar la bandera.

En Madrid, el Ayuntamiento solía también desplegar una bandera en su fachada, pero este año no se ha desplegado en el Palacio de Cibeles a causa de la sentencia del Supremo. Sin embargo otras instituciones de la misma administración, como la sede de la Vicepresidencia, sí ha querido colocar la bandera desafiando el criterio de presidencia. Desde el Ayuntamiento, en todo caso, han decidido mostrar su apoyo a las celebraciones de la semana del orgullo iluminando el Palacio de Cibeles con los colores del arcoíris e instalando banderolas desde la Puerta de Alcalá hasta Cibeles.

En Barcelona, en cambio, sí se ha desplegado la bandera LGTBI en la sede del Ayuntamiento. Según la versión del consistorio, no se trata de una bandera sino de una “pancarta”, indicando que no contraviene la norma del Supremo porque no está colgada junto a las banderas ni expuesta en un mástil.

La Asociación Española de Abogados Cristianos está durante esta semana muy activa, presentando querellas y solicitando medidas cautelares ante el Tribunal Supremo para que las banderas LGTBI se retiren de las fachadas y edificios públicos.

En una de estas demandas, la Asociación dice que “el gobierno está utilizando las instituciones públicas para imponer su ideología”. “Mientras se multa a una persona por llevar la bandera de España, se permite que la Cámara que representa a todos los ciudadanos cuelgue una bandera no oficial saltándose la ley”, expresó Polonia Castellanos, presidenta de Abogados Cristianos, al referirse a la presencia de una bandera arcoíris en una de las fachadas del Congreso de los Diputados.

Las redes, escaparate del “Orgullo LGTBI” para instituciones

La semana del Orgullo LGTBI+ está teniendo una presencia destacada en las redes sociales, donde se han producido iniciativas que han tenido un amplio eco en medios y debate en las mismas redes.

La Guardia Civil sorprendía el viernes 27 de junio colocando su logotipo sobre la bandera LGTBI+, la cual mantuvo como foto de perfil hasta el domingo.

Otra de las entidades que generó un fuerte eco mediático por su uso de los colores de la bandera arcoíris ha sido Correos, con una campaña que le llevó a editar un sello conmemorativo y pintar furgonetas y buzones.

Mientras, gobernantes y políticos de diversas formaciones han sumado mensajes de apoyo al colectivo LGTBI durante todo el fin de semana. 

Las redes sociales se llenan de mensajes de apoyo al movimiento LGTBI durante esta semana. En la imagen, tuits recientes de Correos, Guardia Civil, Pedro Sánchez y Nuevas Generaciones del PP.

Grandes empresas privadas y estatales, volcadas con el colectivo LGTBI

Este lunes, el Ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha firmado un protocolo “por la diversidad e inclusión LGTBI” con empresas del ámbito del sector público estatal.

El ministro ha afirmado que en un escenario como el actual, en el que “los derechos conquistados por colectivos como el LGBTI se cuestionan cada vez con más virulencia, es necesario que se den pasos adelante en la defensa y consolidación de esos derechos”.

Junto a Ábalos, han firmado hoy este protocolo la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, el presidente de Aena, Maurici Lucena, el director General de Enaire, Ángel Luis Arias, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, la presidenta de Ineco, Carmen Librero, el presidente de REDI, Miguel Castro Paz, y la vicepresidenta de REDI, Eva Pérez Nanclares. REDI (Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGBTI) está formada por más de 85 empresas de múltiples sectores, entre las que se encuentran grandes compañías como Airbus, Amadeus, BBVA, Correos, Inditex, Repsol, Telefónica, P&G,y Banco Santander entre otras.