El evangelio enviado en botellas

Fuente: Voz de los Mártires /

Algunos países no permiten que se traigan Biblias o que se impriman dentro de su propio territorio.

En obediencia al mandamiento de Dios de “Id por todo el mundo y proclamad el evangelio a toda la creación”, La Voz de los Mártires ha estado utilizando el evangelio en botellas, como la única opción de introducir la Palabra de Dios a una nación, eso se ha hecho durante 50 años consecutivos.

Por ejemplo, durante gran parte del siglo XX, el gobierno comunista de Rusia restringió las actividades cristianas en su país y en las regiones que controlaba.

Así que los cristianos fuera de este país, ponían las Escrituras dentro de botellas y las arrojaban al mar, con la esperanza de que llegaran a Rusia.

Un desvío

Una vez, una tormenta inesperada llevó muchas de las botellas enviadas a Rusia, a las costas de Finlandia. Los periódicos de esta nación, informaron de esta noticia.

Los rusos se dieron cuenta

Las  autoridades rusas, se dieron cuenta de que las botellas eran como las que habían llegado a Rusia muchas veces antes.

Así que el gobierno ruso envió a 10 espías a Finlandia, para tratar de averiguar de dónde venían las botellas.

Los espías fingieron ser cristianos, se fraccionaron para visitar diferentes congregaciones y asistieron a reuniones de oración cristiana para recopilar información.

Esperaban que su trabajo de espionaje, condujera a muchos arrestos de cristianos.

Nueva vida para un espía

Pero uno de los espías escuchó atentamente lo que se decía en una reunión de oración, fue tocado por Dios y decidió entregar su vida a Cristo.

Él, advirtió a los cristianos que no comentaran quién había enviado las Escrituras en las botellas.

Así, el trabajo secreto de contrabando pudo continuar.