El 85% del liderazgo evangélico en Estados Unidos cree que la pandemia fortalecerá a las iglesias

Protestante Digital /

Según datos de la Asociación Nacional de Evangélicos, el 48% también considera que los ministerios “han afrontado una interrupción significativa”.

Para el 85% de los líderes evangélicos de Estados Unidos, la mayoría de iglesias “han identificado y adoptado nuevas oportunidades para el ministerio y saldrán de la pandemia más fuertes que antes”. 

Así lo ha publicado la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE, por sus siglas en inglés), entidad miembro de la Alianza Evangélica Mundial y que representa a más de 45.000 iglesias de 40 denominaciones diferentes en todo el país, en base a los datos de una encuesta al liderazgo en agosto.

“La pandemia del coronavirus no ha tenido el mismo impacto en la salud y los ministerios de las iglesias de todo el país.

Pero anima ver que los líderes evangélicos ven a la mayoría de sus iglesias creciendo y bendiciendo a sus comunidades a través de la innovación”, ha señalado el presidente de la NAE, Walter Kim.

Una tendencia que confirma la ejecutiva sinodal de la Orden del Pacto de los Evangélicos Presbiterianos, Dana Allin, que considera que “la Covid-19 ha permitido hacer cambios a los líderes de las iglesias que podrían no haber sido tan fáciles de no ser por este momento”.

“Las iglesias que ya tenían claridad en cuanto a la misión, la visión, los valores y el discipulado han tenido un tiempo mucho más fácil para adaptarse”, añade. 

También, el representante de la Conferencia Cristiana Congregacional Conservadora, Ron Hamilton, ha subrayado que “muchas iglesias han aprendido cosas que les ayudarán a incrementar su efectividad en el ministerio”.

El 48% reconoce que los ministerios han afrontado “interrupciones significativas”

Del conjunto de líderes entrevistados por la NAE, el 48% reconocen que los ministerios de las iglesias “han afrontado interrupciones significativas y un futuro incierto”, mientras que el 36% afirman haber continuado sin ningún tipo de problemas.

“Tristemente, las iglesias que luchan de forma insana no han conseguido mantenerse al día y puede que no sobrevivan al efecto de la pandemia”, apunta Hamilton. 

La viabilidad financiera, en riesgo para el 42%

Hasta el 42% del liderazgo asegura que la pandemia ha puesto en riesgo la viabilidad financiera de las iglesias en las que sirven. La situación, sin embargo, habría mejorado en los últimos meses, según datos recogidos también por la NAE.

Mientras que en abril, el 65% de las iglesias de la organización informaban de un descenso de las ofrendas, en agosto, el 64% señalaba que los donativos se habían mantenido o incrementado. Algo que es una realidad para el presidente de la organización de iglesias pentecostales Open Bible, Randall Bach, que considera que los grandes retos del coronavirus para las iglesias estadounidenses no han sido las finanzas ni las limitaciones o ausencia de las reuniones físicas, sino que “ha recaído sobre los pastores”. “Con valentía, están haciendo todo lo posible, adaptándose al cambio forzado masivo y trabajando más duro que nunca”, remarca.