Denuncian nuevo intento de aprobar matrimonio gay en Perú

Por Wálter Sánchez Silva / ACI Prensa /

Alberto González, abogado y magíster en derecho, afirmó que el nuevo proyecto de ley que busca aprobar el matrimonio de personas del mismo sexo en Perú es un intento de “pescar en río revuelto”, en medio de la crisis política, social y económica que afecta al país.

Se trata de un nuevo intento de pescar en río revuelto y no nos extraña que sea propuesto por partidos políticos que no tienen ninguna representación popular, y que felizmente van desapareciendo, pues ni siquiera son capaces de tener vida orgánica y solo presentan este tipo de proyectos para favorecer a sus propios miembros”, dijo el también presidente del Centro de Estudios Jurídicos Tomás Moro en declaraciones a ACI Prensa.

Congresistas de los partidos de izquierda Juntos por el Perú y el Partido Morado presentaron el 22 de octubre un proyecto de ley para legalizar el matrimonio de personas del mismo sexo en el Perú.

La autora del proyecto es Ruth Luque Ibarra de Juntos por el Perú; y cuenta con la coautoría de Edgard Reymundo Mercado, Isabel Cortez Aguirre y Sigrid Bazán Narro, del mismo partido.

Otros coautores del proyecto son Edward Málaga Trillo, la exministra de Educación Flor Pablo Medina; Kira Alcaraz Agüero; y Susel Paredes; abiertamente lesbiana y activista. Estos congresistas son del Partido Morado.

González refirió que “dichos partido son respaldados por personas que viven completamente confundidos, pues privilegian los sentidos y los sentimientos a la razón. En estos casos, es muy difícil que comprendan que todo tiene un orden y una finalidad”.

“Solo les interesa la satisfacción del placer en perjuicio de la razón y el sentido común. Lo único que les interesa es satisfacer sus deseos. No les interesan las consecuencias de lo que aceptan o promueven”, agregó.

El proyecto de ley propone modificar el artículo 234 del Código Civil, que establece que “el matrimonio es la unión voluntariamente concertada por un varón y una mujer legalmente aptos para ella y formalizada con sujeción a las disposiciones de este Código, a fin de hacer vida en común”.

Con este proyecto, los legisladores que lo han presentado proponen que el artículo 234 quede redactado así: “El matrimonio es la unión voluntariamente concertada por dos personas legalmente aptas para ella y formalizada con sujeción a las disposiciones de este Código, a fin de hacer vida común. Ambos cónyuges tienen en el hogar derechos, deberes y responsabilidades iguales”.

El artículo 2 del proyecto refiere que “todas las referencias a la institución del matrimonio civil que contiene el ordenamiento jurídico se entenderán aplicables tanto al matrimonio constituido por personas del mismo sexo y al constituido por personas de distinto sexo”.

Asimismo se indica que “ninguna norma del ordenamiento jurídico podrá ser interpretada ni aplicada en el sentido de limitar, restringir, excluir o suprimir el ejercicio o goce de los mismos derechos y obligaciones, tanto al matrimonio constituido por personas del mismo sexo corno al conformado por personas de distinto sexo”.

El artículo 3 del proyecto señala que “todo matrimonio regularmente celebrado al amparo de un ordenamiento extranjero tiene la misma eficacia en el Perú, conforme a las reglas del Derecho Internacional Privado. No podrá alegarse en ningún caso que el matrimonio entre dos personas del mismo sexo es en sí mismo incompatible con el orden público internacional”.

González, advirtió que no basta con modificar el Código Civil para aprobar el matrimonio de personas del mismo sexo.

“No, por supuesto que no, pues nuestro ordenamiento jurídico es un sistema normativo orgánico que obedece a principios, reglas y a subconjuntos normativos de rango inferior” que se interpretan a la luz de la Constitución, indicó.

El experto precisó que de acuerdo a esto, “si es que la convivencia o concubinato se encuentra amparado constitucionalmente en el artículo 5° y establece de forma expresa que esta solo puede ocurrir entre hombre y mujer y se equipara al matrimonio, con mayor razón y por simple lógica y sentido común se debe entender que el matrimonio debe seguir la misma suerte”.