Cristianos venezolanos obligados a comer páginas de la Biblia, tienen ‘cruces’ grabadas en sus cuerpos

Por Anugrah Kumar/ Christian Post Contributor/

 Cuatro hombres cristianos que recientemente sufrieron heridas graves después de que fueron apuñalados  y obligados a comer páginas de la Biblia, los ocho encapuchados que los raptaron les grabaron “cruces” en la piel, según una organización de vigilancia de la persecución.

El ataque de hombres sospechosos de ser delincuentes de una banda de narcotraficantes, tuvo lugar en Restoration House en la ciudad de Libertador el 16 de febrero, informó Open Doors el viernes. Restoration House es un centro de rehabilitación de drogadictos dirigido por la iglesia en el estado venezolano de Mérida.

La organización benéfica, que trabaja con iglesias perseguidas en más de 60 países, explicó que los cristianos, que disuaden a las personas de estilos de vida criminales, a menudo son vistos como una amenaza para las actividades ilegales de las bandas de narcotraficantes en América Latina.

“Los criminales nos cubrieron la cara y empezaron a golpearnos y apuñalarnos”, dijo una víctima. “Dibujaron ‘X’ en nuestros cuerpos y nos obligaron a comer la Biblia”.

Si bien los cuatro cristianos han sido dados de alta del hospital, uno de ellos sigue en mal estado de salud debido a dos costillas rotas y heridas en los pulmones y la cabeza. A otros dos les pusieron yesos en las piernas y los brazos.

“Semanas antes del ataque, en medio de una reunión para discutir temas vecinales, dos hombres dijeron que iban a acabar con la Casa Restauración porque no estaban de acuerdo con este tipo de programas”, dijo el pastor Dugarte, quien fundó el centro con su esposa, dijo Open Doors.

El pastor Dugarte se mantiene firme en su fe y continuará con el ministerio en el país predominantemente católico romano.

Al pedir una investigación, el Consejo Evangélico de Venezuela atribuyó el ataque al “odio hacia la religión”, según Premier Christian News.

“El corte de cruces en los cuerpos de estos jóvenes cristianos y el comerse forzosamente páginas de la Biblia es profundamente perturbador”, dijo el Dr. David Landrum, director de defensa y asuntos públicos de Open Doors UK.

“Este ataque premeditado tiene todas las señas de identidad de los ‘colectivos’ locales del régimen de Maduro. Esto muestra cómo Venezuela se ha convertido en un narcoestado dictatorial que se opone violentamente al trabajo de rehabilitación de drogas de la iglesia”.

Open Doors señaló que, si bien Venezuela no se encuentra en su Lista de Vigilancia Mundial 2021 de los 50 principales países donde los cristianos son perseguidos, la persecución cristiana en otras partes de América Latina está aumentando.

El presidente Nicolás Maduro ha estado en el cargo desde 2013. En 2017, la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos impuso sanciones contra funcionarios del gobierno venezolano y otras personas acusadas de “socavar la democracia en Venezuela”.

“Bajo Maduro, el gobierno venezolano ha abusado deliberada y repetidamente de los derechos de los ciudadanos mediante el uso de la violencia, la represión y la criminalización de las manifestaciones”, dijo el departamento en un comunicado en ese momento. “Bajo su dirección, las fuerzas de seguridad del régimen han reprimido y criminalizado sistemáticamente a los partidos de la oposición mediante la detención arbitraria, el enjuiciamiento militar de civiles y el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes. Cualquier miembro de la oposición o crítico del régimen corre el riesgo de ser detenido, encarcelado, agredido, torturado y asesinado”..

La victoria de Maduro en las elecciones de 2018 fue denunciada como fraudulenta por varios países, incluido Estados Unidos.