Cristianos libaneses se implican en la reconstrucción de Beirut

Protestante Digital / Evangelical Focus /

Las iglesias evangélicas, junto a diversas organizaciones, se implican en la ayuda de emergencia a los miles de afectados por la explosión.

Una semana después de la explosión que dejó más de 150 muertos y 5.000 heridos en Beirut, capital del Líbano, diversas organizaciones cristianas continúan trabajando intensamente en la atención de emergencia y la reconstrucción.

La prioridad es ayudar a quienes han perdido todo, incluidas iglesias cuyas instalaciones e han visto dañadas e incluso completamente destruidas.

“Ver a los libaneses unirse para limpiar la ciudad y ayudarse unos a otros es un espectáculo que trae una nueva bocanada de aire. Las iglesias y las ONG, aunque directamente afectadas por la explosión, también están presentes para servir a los demás en todos los sentidos”, dijo a Evangelical Focus la Gerente de Desarrollo y Relaciones del Seminario Teológico Árabe Bautista, Loulwa El Maalouf.

“Devastó el hospital donde trabajaba, mi apartamento y mi universidad”

Trivina, una joven estudiante cristiana que colabora con sus padres en la organización cristiana ‘Together For Family’, que trabaja con refugiados en campamentos libaneses junto a la ONG evangélica española Alianza Solidaria, recordó cómo lo vivió.

“Cogí el coche y me dirigí hacia el puerto y el hospital donde estoy haciendo mis prácticas. Después de terminar el día, volví a mi casa, pero no quería estar sola y fui a la casa de mis padres. Entonces, una gran explosión sacudió Beirut”.

“Devastó la carretera que crucé esa mañana, el hospital donde trabajaba, mi apartamento y mi universidad. Esa noche, el pueblo de Líbano no solo durmió con una pandemia o una explosión, sino con una pésima situación económica, pobreza, hambre y colapso”, comenta.

Una crisis intensa

“El Líbano se encuentra actualmente bajo varias capas de crisis. Para empezar, Líbano alberga el mayor número de refugiados per cápita. Además, nuestros gobiernos han estado profundamente arraigados en la corrupción durante décadas, lo que ha resultado en una grave crisis económica”, explicó El Maalouf.

Además, “una pandemia dejó a muchos desempleados sin fuente de sustento. Y ahora la explosión deja una devastación sin precedentes. Muchos están muertos, muchos siguen desaparecidos, miles están heridos y miles han perdido sus hogares. A primera vista, la situación parece desesperada”, agregó.

“La horrible explosión no fue un incidente aislado en un país estable. El Líbano se encuentra en medio de una crisis económica. Ahora, esta explosión ha destruido el puerto principal de un país que depende desesperadamente de las importaciones para sobrevivir ”, escribió Marwan Aboul-Zelof, pastor de City Bible Church en Beirut, en la revista The Gospel Coalition.

 

La Iglesia Bíblica de la Ciudad, la iglesia evangélica más cercana a la explosión, fue destruida. / Iglesia Bíblica de la Ciudad.

“La iglesia está en la calle y en las casas de la gente”

La Iglesia Bíblica de la Ciudad es la iglesia evangélica más cercana a la explosión y ha sido destruida. “Parece una zona de guerra”, dijo el pastor en un video en Twitter.

“Nuestra congregación está traumatizada. Ha habido daños importantes en las ubicaciones de nuestros campus en Nabaa y Sabtieh, así como también se han dañado los apartamentos y las empresas familiares de personas de nuestra congregación. Algunos resultaron heridos”, comentó Lily Malky Njeim, directora de comunicación y asociaciones de la Iglesia Resurrección de Beirut (RCB).

Ella contó a Evangelical Focus que “en 3 días hemos limpiado y ayudado un total de 35 lugares (hogares principalmente, una guardería, pocas iglesias…), algunos iban de casa en casa, haciendo reparaciones básicas y limpiando los escombros, otros estaban cocinando y repartiendo comida, y otros recogiendo materiales para donar”.

“Todos estaban sirviendo de acuerdo a su capacidad y dones dentro de sus vecindarios directos e incluso en los vecindarios más cercanos al lugar de la explosión”, señaló.

Según Malky, “la iglesia en Beirut no está contenida detrás de puertas y ventanas, la iglesia está en la calle y en las casas de la gente”.

“A pesar de los daños que nos rodean, seguiremos siendo un faro”

La Sociedad Libanesa para la Educación y el Desarrollo Social (LSESD), también conocida como Sociedad Bautista Libanesa, ha estado trabajando en el Líbano durante muchos años, ayudando junto a MERATH, un ministerio de ayuda y socorro.

Trabajan con la Escuela Bautista de Beirut (BBS), que está cerca del lugar donde ocurrió la explosión, por lo que ha sufrido graves daños.

Una de las clases de la Escuela Bautista de Beirut (BBS) devastó la explosión. / LSESD.

“Estábamos en shock al principio, pero nos despertamos al día siguiente con una nueva esperanza de resurgir como águilas, aferrándonos a nuestra fe y misión. Agradecemos al Señor por nuestro personal”, dijo Alice Wazir, directora de BBS, en un video publicado por LSESD.

Tony Haddad, capellán de la BBS, señaló que “a pesar de los daños que nos rodean, seguiremos siendo un faro, porque el guardián del faro es nuestro Señor Jesucristo, y Él nos guiará a través de los momentos más oscuros, lo creemos con todo nuestro corazón”. 

Miles de necesitados

LSESD también está trabajando con las iglesias locales “proporcionando alimentos, agua, artículos de higiene, refugio, para las familias devastadas por este desastre”, explicó Lucas Shindeldecker, director de MERATH.

En el Seminario Teológico Bautista Árabe, “finalmente pudimos enviar a nuestros estudiantes residenciales de regreso a casa la semana pasada, y ahora los dormitorios están abiertos para recibir a las familias que perdieron sus hogares. Estamos ansiosos por servir a los demás como Jesús nos enseñó ”, dijo El Maalouf a Evangelical Focus.

“Nuestra casa de huéspedes ya albergaba a muchos trabajadores médicos que están en primera línea en la batalla contra COVID-19. Ahora, nuestro personal, profesores y muchos voluntarios están trabajando para preparar nuestro edificio para recibir y servir a tantas familias como podamos”, agregó el gerente de ABTS.

La ABTS ofreció sus instalaciones para albergar a familias que perdieron sus hogares. / ABTS Facebook.

La organización cristiana Heart for Lebanon ha estado ayudando sobre el terreno desde el primer día. Más de 60 empleados en Beirut han limpiado varias iglesias, apartamentos y calles.

“Pasamos el día construyendo hogares libres de peligros y habitables, con puertas nuevas, porque las puertas y ventanas se cayeron durante la explosión”, subraya Camille Melki, directora ejecutiva de Heart for Lebanon.

Además, “también entregan colchones, mantas, almohadas, alimentos, artículos de higiene y de supervivencia a familias que lo necesitan desesperadamente. La devastación en Beirut es trágica”.

“La mayor esperanza de Beirut son los creyentes que llevan la esperanza y el poder del evangelio”

Según Marwan Aboul-Zelof, “se necesita mucho trabajo de emergencia. Muchas familias necesitarán cuidados a largo plazo. Pero creo que la mayor esperanza de Beirut no es una economía estable o políticos honestos, sino cristianos auténticos que llevan consigo la esperanza y el poder del evangelio”.

“Así que stamos orando para que la iglesia de Jesucristo en el Líbano sea una luz brillante en medio de toda la oscuridad y destrucción”, agregó.

“Hoy, mi corazón está roto por Beirut y por mis hermanos. Algunos perdieron la vida y algunos siguen desaparecidos. ¡Oren por sus familias! ¡Que Dios tenga piedad de Beirut y que todos aprendamos, como Jesús nos enseñó, a buscar primero el reino de Dios!”, Dijo Loulwa El Maalouf en Facebook.

Los voluntarios de Heart for Lebanon ayudan a limpiar iglesias, apartamentos y calles. / Facebook de Heart for Lebanon.

“Oren por el Líbano”

La Iglesia de la Resurrección en el Líbano también pide a los cristianos de todo el mundo que “oren por aquellos que perdieron sus hogares y negocios, que están heridos y han sufrido muchos daños en sus hogares”.

“Oren por las iglesias que están preocupadas por sus congregaciones, para que tengan fuerza en el Señor y sean la luz para aquellos que puedan buscar al Señor”, añaden.

Mientras tanto, Heart for Lebanon enfatiza que “sobre todo, valoramos sus oraciones por las personas que han sido impactadas por esta horrible tragedia, y por el Equipo de Heart for Lebanon, para que la luz de Jesús continúe brillando a través de nuestro ministerio”.

“Oren por sabiduría a medida que las iglesias se movilizan para cuidar de los heridos, para que la fuerza de Cristo se magnifique en nuestras debilidades. Ore también para que nos aferremos al evangelio en este tiempo increíblemente turbulento, para que los perdidos miren a Jesús para satisfacer sus mayores necesidades. Y crea, con nosotros, que nada, ninguna recesión, ninguna explosión, ninguna devastación, puede frustrar el poder del Rey Jesús para construir su iglesia ”, enfatizó Aboul-Zelof.

WEA: llamado a la oración

La Alianza Evangélica Mundial (WEA) también ha emitido un comunicado “lamentando esta trágica pérdida de vidas y el trauma adicional que este desastre causa a un pueblo que ya sufre. Nos solidarizamos con los residentes de Beirut y la nación del Líbano y hacemos un llamado a los cristianos y las iglesias de todo el mundo para que se unan a nosotros en oración”.

“Oremos por la curación y la restauración, por el consuelo y la paz de quienes han perdido a sus seres queridos, y para que la causa del accidente se investigue a fondo y se haga justicia, para que la gente pueda superar esta tragedia”, expresó Efraim Tendero, Secretario General de la WEA.

La WEA también ha lanzado una página de donaciones para aquellos que deseen apoyar a los ministerios locales que responden a las muchas necesidades sobre el terreno.

Campaña de Alianza Solidaria

Desde España, la organización evangélica Alianza Solidaria, brazo social de la Alianza Evangélica Española, ha lanzado un programa de ayuda de emergencia por Beirut.

“Lanzamos este proyecto con el que se pretende atender a decenas de familias en medio de esta situación, ofreciéndoles alimentos y medicamentos en una primera fase, así como ayuda al asegurar sus casas de derrumbes. También se pretende poder ayudar a las iglesias damnificadas. Hacemos un llamamiento para que juntosayudemos a reconstruir las vidas de decenas de personas en Beirut”, explican en su página web, donde se dan los datos para realizar donaciones económicas.