Cristianos en EE.UU. y en todo el mundo se reúnen para orar por las elecciones presidenciales

Kyle Huckins/ Christian Post /

Las peticiones a Dios vienen, literalmente, de Jerusalén, Judea, Samaria y las partes más profundas de la Tierra, ya que la preocupación por las elecciones estadounidenses abarca no sólo a los Estados Unidos, sino también al mundo.

Hubo una “sesión especial de oración en la ciudad de nuestros antepasados con el fin de fortalecer al presidente de Estados Unidos Donald Trump, un amante de Israel”, explicó Shlomo Ne’eman, jefe del Consejo Regional de Gush Etzion. Gobierna parte de Cisjordania directamente al sur de Jerusalén y Belén. Ne’inman describió el traslado de la Embajada de Estados Unidos a la capital israelí y el apoyo a la construcción en esta región como victorias bajo la administración Trump.

La nuera del presidente, Lara Trump, organizó una reunión de oración con la reverenda Paula White-Cain, asesora espiritual de Trump. El grupo en línea contó con un virtual “Who’s Who” de evangélicos, incluyendo Robert Morris, John Bevere, Tony Perkins, Eric Metaxas, Gary Bauer y muchos más.

“Estamos pensando en 2016; estábamos tan agradecidos por Tu mano que se movió de una manera tan poderosa para elegir a nuestro presidente y vicepresidente”, oró el pastor Jack Graham, pastor principal de la Iglesia Bautista Prestonwood y ex jefe de dos mandatos de la Convención Bautista del Sur, “y ahora estamos creyendo y confiando en ti, oh Dios, para hacerlo de nuevo”.

Decididamente menos partidista ha sido la Iniciativa de Oración y Acciónde Washington, D.C., iniciada hace apenas tres meses y respaldada por Prison Fellowship, National Hispanic Christian Leadership Conference, National Day of Prayer y American Bible Society, entre otros. La iniciativa instó a los cristianos a lo largo de esta semana a orar diariamente por las elecciones, los candidatos y los líderes, emitir un voto informado, servir en sus áreas locales y ser “civiles y amables” en el tono en persona y en las redes sociales.

“En la oración, Dios nos recuerda esta verdad: Hay más que nos une en Jesucristo que nos divide en la política”, dijo Stephanie Summers, DIRECTORA del Centro para la Justicia Pública, en un comunicado de prensa. El día de las elecciones y todos los días después, se nos invita a responder al llamado de Dios de hacer justicia y amar a nuestro prójimo a través de la oración y trabajando por el bienestar de nuestra comunidad política”.

El Consejo Nacional de Iglesias, activo en causas liberales, intentó golpear a un no partidista —si es agudo— nota:”Lamentamos que los Estados Unidos se hayan espolvado gravemente al presenciar a individuos que demonizan a sus conciudadanos debido a diferentes puntos de vista y a los extremos para ganar a toda costa, incluso socavando la dignidad de aquellos con quienes no están de acuerdo”.

Orando a través de razas y denominaciones fueron representantes de los ministerios masculinos de la Iglesia Episcopal Metodista Cristiana, la Iglesia Episcopal Metodista Africana, la Iglesia Episcopal Metodista Africana Sión y la Iglesia Metodista Unida en una sesión de Zoom. Los tres primeros son históricamente afroamericanos y en los 10 cuerpos de este tipo más grandes a nivel nacional, mientras que el UMC es el segundo sólo por de los SBC en miembros entre las denominaciones protestantes de los Estados Unidos.

Numerosas congregaciones locales y otros grupos han estado pidiendo a Dios que bendiga a la nación durante la semana electoral. En Sacramento, California, 88.3 Life FM, una estación cristiana, lideró una reunión en un Walmart local para “orar por nuestro gran país”, dijo una publicación de Facebook.

Blountville, Tennessee, vio a varios pastores locales reunirse para una vigilia de oración preelectoral respaldada por el comisionado del condado de Sullivan, Mark Vance. “Este evento es para permitir que los pastores y la comunidad se unan y oren por nuestra nación”, dijo al Bristol Herald Courier.

Las 14 monjas de las Hermanas de San José de Lyon, en el centro de Maine, se unieron a otros 174 capítulos de la orden católica para orar las 24 horas del día el día de las elecciones. “Nuestra esperanza es tener una elección pacífica y que sólo el bien salga de ella”, dijo la hermana Janet Gagnon a Central Maine. “Eso es por lo que estamos orando, no sólo el presidente, sino todos aquellos que se han arriesgado a poner sus nombres por servir por cualquier capacidad que se ofrezcan a sí mismos”.