Coordinador de la Misión de la ONU: No esperábamos esa decisión del Gobierno

Elizabeth Romero / La Prensa / Managua /

El coordinador de la Misión de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh), Guillermo Fernández Maldonado, dijo este viernes que no esperaban la decisión que tomó el Gobierno de Daniel Ortega sobre la expulsión del equipo de la ONU del país.

“No esperábamos que viniera una decisión en ese sentido por parte el Gobierno. Hay pendientes además, reuniones importantes de Naciones Unidas. Esto mantiene por supuesto la vista internacional (en) la situación de Nicaragua”, dijo Fernández en una conferencia de prensa al mediodía de este viernes.

Fernández destacó que la preocupación del organismo sobre la situación en Nicaragua ya fue plasmada en las recomendaciones del informe presentado hace dos días, al señalar que se debe poner fin a la persecución y a la criminalización. “El estar o no en Nicaragua no cambia la preocupación y el eje central de nuestro trabajo”, aseguró.

El responsable de la misión aclaró que “con invitación o sin invitación”, desde antes ya hacían un monitoreo de la situación de derechos humanos en Nicaragua, la que continuarán a su regreso a Panamá.

Fernández prefirió llamar la expulsión como el fin de una invitación y recordó que ellos “no están acreditados en el país”, pues fue una misión que tuvo carácter temporal en Nicaragua.

En víspera de la salida de Nicaragua, Fernández recomendó que se regrese al diálogo, que no haya más muertos ni violación de derechos humanos, que la población se pueda expresar a favor o en contra de un gobierno sin que haya violencia “y eso lo tiene que garantizar el Estado en cualquier parte del mundo”, afirmó.

Visita fue cuestión de interpretación

La cancelación de la visita a Oacnudh tiene que ver con la interpretación que hace el gobierno, para lo cual les argumentó que fue para que estuvieran en el levantamiento de los tranques, según dijo la Cancillería en un comunicado este viernes.

Por su lado, lo que Oacnudh entendió fue que la invitación era “para contribuir a la paz y seguridad en el país”.

Fernández destacó que su deber es verificar hechos, pues recordó “lo central son las víctimas y sus derechos; nosotros queremos estar enfocados en eso, no queremos contribuir a una polarización que a lo único que va a llevar es a más violencia, queremos contribuir al tema del diálogo en el marco de estándares internacionales”, dijo.

La cancelación de la visita a la misión ocurre dos días después de la presentación del informe sobre la crisis en Nicaragua, en el cual directamente señalan que no hubo golpe de Estado y destaca las violaciones de derechos humanos.