Consolidación (II)

Evangelista: Rony Chaves / Foto: Mejor con Salud /

“Y sobrevino temor a toda persona; y muchas maravillas y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno. Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que hablan de ser salvos”. (Hechos 2:43-47).

La tarea que consiste en tomar a un recién convertido y afirmarlo en el “camino del Señor”, en la iglesia local y en una célula de crecimiento para que él pueda desarrollar todo su potencial en Cristo y llegue a ser un discípulo verdadero del Señor, es lo que llamamos “consolidación”.

El tomar los datos personales del nuevo cristiano es solo el “principio del principio de la consolidación del fruto”.

“Consolidación”: La Opción Divina para el Crecimiento

Si pudiéramos dividir todo el proceso de llamado, crecimiento y desarrollo de un discípulo cristiano en varias partes, esto nos ayudaría para ayudarle a él a ser establecido, edificado y formado.

Además, esto nos ayudaría para conocer mejor el camino que le espera y la forma de implementar mejor cada porción de su recorrido de formación cristiana.

En nuestra casa, en el Centro Mundial de Adoración, lo hemos hecho de esta manera:

1- Evangelización

Esta primera etapa consiste en:

1-Evangelismo. Aquí la Iglesia busca a los perdidos y les da a conocer el evangelio en todas las formas posibles (personalmente, por radio, por T.V. etc.)

2- El llamado a salvación. Ineludiblemente la predicación o enseñanza del evangelio va junto a un llamado al pecador. Provocar la rendición a Cristo Jesús es parte del verdadero evangelismo.

3- Entrega. Esta es la meta, lograr que el pecador le dé su vida a Jesús. Debemos esforzarnos por explicarle al recién convertido lo mejor que podamos el paso que ha dado hacia Dios. Debemos tomar sus datos personales.

4- Verificar la entrega. Es importante como ya lo señalamos que se le informe lo más ampliamente posible al nuevo convertido sobre los beneficios de su entrega a Cristo y las demandas de la Palabra para él. sus datos deben ser corroborados.

5- Ministración personal. Una buena oración por su salud, su familia y sus necesidades ayudará grandemente al nuevo hermano.

“La Consolidación en sí”

En realidad, es que esta labor se inicia paralelamente al llamado al altar de los pecadores.

El Equipo de consolidación designado debe estar listo, material en mano (boletas de datos, Nuevos Testamentos, etc.) para asistir a los recién nacidos a la hora del “parto espiritual de la Iglesia”. 

Esto es parte de la consolidación o conservación de resultados:

 1- La toma de los datos personales del nuevo convertido.

Esto debe hacerse de la mejor manera y completamente.

La letra debe ser totalmente legible y la fórmula debe ser llena totalmente.

Esto será indispensable para el futuro del nuevo creyente. Bajo ningún punto de vista, debe dársele al recién convertido la boleta o fórmula para ser llenada directamente por él.

2- Verificar la entrega.

Una vez hecho el llamado y la oración para entregar la vida a Cristo y posiblemente después de haber tomado los datos iniciales, los recién convertidos deben ser llevados a un salón aparte:

a- Este salón debe prepararse previamente y bien. Será la segunda impresión que se lleven en su corazón de la Iglesia (la primera es el Templo).

b- Debe tenerse listo el material para regalarle al convertido para su edificación.

c- Deben tenerse suficientes boletas de datos y lapiceros para anotarlos. 

d- Una bandera grande, un estandarte o algún pañuelo especial debe usarse por uno de los líderes para dirigir a todo el grupo de convertidos al salón. Obviamente, este líder debe levantar esta bandera e ir adelante, guiando al grupo.

e- Uno de los líderes del equipo de consolidación debe estar preparado para dar una explicación más amplia (10-20 minutos) sobre la nueva vida en Cristo (arrepentimiento, entrega, nuevo nacimiento, vida cristiana, etc.).

Aquí se le explica con más detalle a los nuevos cristianos lo que acaba de suceder en sus vidas y lo que deben hacer para el bien de su vida espiritual futura.

f- Recordemos que, si la conversión ocurre en una reunión de la Iglesia, el evangelista o predicador le hará una corta motivación al recién convertido antes de pasarle al salón para el inicio del proceso de consolidación.

g- Podemos cerrar esta etapa con una oración especial de amor por los recién convertidos y sus necesidades. Amén.

Como mencionamos en el artículo anterior; este es solo el comienzo del inicio de la consolidación. Por lo mismo, debe hacerse muy bien, es imprescindible.