Consiguen rescatar a familia cristiana perseguida de Afganistán

Andrés Jaromezuk/ churchpop.com/

Hoy están seguros en Roma, pero su suplicio comenzó hace algunas semanas, incluso antes de que los talibanes tomaran el poder por completo en Afganistán.

Se trata de una mujer, de la cual se ha conservado el anonimato, y sus cinco hijos. El esposo y padre de los niños se encuentra desaparecido hace varias semanas, pero el peligro en que se encontraba la familia no dio tiempo a poder encontrarlo antes de partir.

Consiguen rescatar a familia cristiana perseguida de Afganistán

La historia fue conocida a través de Asia News hace algunas semanas. Entonces los talibanes no habían tomado Kabul pero tenían control de vastos territorios en Afganistán.  El escritor afgano exiliado en Italia, Ali Ehsani, ya daba a conocer la historia de esta familia.

“Esta familia de Kabul, con la que estoy en contacto -comentaba-, perdió al padre hace dos días: el hombre salió de su casa y jamás regresó. La violencia se propaga incluso en la capital: seguramente descubrieron que el hombre era cristiano y lo golpearon. Su mujer y sus cinco hijos ahora tienen más miedo y se mueven de una zona a otra. Quieren salir del país, pero no tienen a nadie que les ayude. Estoy buscando un canal humanitario que se mueva por ellos, quisiera dar a conocer esta historia al Papa Francisco”.

El propio Ali Ehsani, cristiano, también vivió una historia traumática, pero en los la década del noventa. Escapó junto con su hermano, tras ver cómo mataban a sus padres y arrasaban su casa.

La situación de la mujer y sus hijos empeoró desde el momento en que los talibanes tomaron la capital de Afganistán. Sin embargo, gracias a la difusión de esta historia en Asia News, la Fundación Meet Human -la rama más reciente de la Fundación San Michele Arcangelo de Bérgamo- consiguió que la familia cristiana de Kabul fuera incluida por las autoridades italianas en la lista de personas a rescatar.

El sábado 21 de agosto arribaron a Roma sanos y salvos, la mujer, sus hijos y algunos familiares, incluyendo el grupo a ocho menores. El escritor que ayudó a dar a conocer la historia y brindó todo su apoyo para rescatar a la familia comenta: “No han recibido noticias de su padre y ya han pasado diez días. Pero quedarse en Kabul habría sido demasiado peligroso para ellos”.

Por su parte, el presidente de la Fundación Meet Human, Daniele Nembrini, expresó: “Nuestro agradecimiento por este complicado y exigente rescate va dirigido a las instituciones militares y civiles italianas y a las numerosas personas que han trabajado para el éxito de la operación. Es una gota en el océano, pero el mar está hecho de gotas”.

Entretanto, Ali Ehsani, recuerda cómo era ser cristiano en un contexto hostil al mensaje de Cristo: “Para mí, ver lo que ocurre en Afganistán significa revivir y aceptar las heridas de mi vida. Recuerdo que en Kabul, los otros niños, para asustarme, decían: ‘Vamos a llamar a los talibanes’. Hoy veo cómo destruyen la vida de personas que no tienen nada, cómo degüellan a sus familiares: ¿Qué clase de humanidad es ésta?

¡Oremos por Afganistán!

Este artículo fue tomado y adaptado de Asia News.