Anne Graham pide oraciones después de que su hija sufriera dos ataques cardíacos sin causa conocida

CBN News /

Anne Graham Lotz, hija del fallecido evangelista Billy Graham, ha pedido oraciones por su hija Rachel-Ruth.

En un post de Facebook el martes, Lotz explicó que su hija fue llevada al hospital el sábado después de sufrir un ataque al corazón.

“Muchas veces he rezado el Salmo 73:26 por las personas que estaban luchando con problemas de corazón: Mi carne y mi corazón pueden fallar, pero Dios es la fuerza de mi corazón y mi porción para siempre”, escribió Lotz.

“Ahora estoy clavando la estaca de mi fe en esta promesa por mi hija, Rachel-Ruth. El sábado por la noche fue llevada al hospital con un ataque al corazón, seguido de un cateterismo. El domingo por la tarde, tuvo un segundo ataque al corazón, seguido de otro cateterismo”, explicó. “El misterio es que su corazón no tiene las obstrucciones que pueden causar los infartos al estilo tradicional.

La suya es una enfermedad muy rara que un médico describió como “síndrome del corazón roto”. No hay ninguna causa conocida”, señaló Lotz. “Mientras escribo esto todavía está en el hospital y lo estará durante varios días más mientras siguen haciendo pruebas”.

“Les pido urgentemente que se unan a mi familia para rezar por Rachel-Ruth. Por favor, recen para que su corazón se estabilice; para que el diagnóstico y el tratamiento sean precisos; para que el médico tenga sabiduría sobrenatural; para que haya paz y consuelo para todos nosotros”, escribió la hermana del evangelista Franklin Graham.

Además de pedir que se rece por su hija, Lotz también compartió con sus seguidores de Facebook un pasaje alentador del Antiguo Testamento. 

“El verso principal del Salmo 103 de la Luz Diaria de hoy fue muy alentador… Bendice al Señor, alma mía… que redime tu vida de la destrucción, que te corona de amor y de tiernas misericordias”, concluyó.

Como informó Faithwire de CBN el pasado mes de julio, el hijo de Lotz, Jonathan Lotz, fue hospitalizado en estado crítico por COVID. Estuvo en la UCI de un hospital local durante ocho días antes de ser dado de alta para volver a casa.

Lotz ha tenido que lidiar con sus propios problemas de salud en el pasado, y finalmente ha dado crédito a Dios por haber sanado su cáncer.

Por favor, sigan teniendo a Rachel-Ruth y a la familia Lotz en sus oraciones.