A propósito de los 35 años del Centro Mundial de Adoración

Róger Murillo/ periodicomaranata.com/

Recientemente el Centro Mundial de Adoración (CMA), pastoreado por Rony Chaves, celebró sus 35 años de existencia.

Dentro de este aniversario, no solo se realizó una cena de gala con el liderazgo de la congregación, sino que también el grupo de mujeres hizo una actividad especial, cuya predicación estuvo a cargo de la profeta Alexandra Quesada.

El liderazgo celebró una cena de gala, con motivo de los 35 años.

Rony Chaves durante la celebración.

El grupo de mujeres también festejó los 35 años del Centro Mundial de Adoración.

Pero es imposible hablar del CMA, sin escribir, aunque sea unos breves apuntes, de la vida ministerial del apóstol Rony Chaves, por cuanto la existencia de esta iglesia es inherente al ministerio de este reconocido siervo de Dios.

Rony Chaves y Jorge Luis Soto, iniciando sus respectivos ministerios.

Llegando a la Fraternidad de Ministerios

Conocimos a Rony siendo muy joven, cuando comenzó a llegar a la Fraternidad de Ministerios, que en ese tiempo se reunía en el antiguo Templo Bíblico, ubicado en el corazón de San José, aquí en Costa Rica.

Poco sabíamos de este muchacho. Se decía de él que había dejado su profesión de odontólogo para servir a Dios y que era un evangelista atrevido, que le gustaban los desafíos.

Casi siempre venía acompañado de un pastor que estaba levantando una obra en Esparza, su nombre Jorge Luis Soto, era su gran amigo ministerial, con quien realizaría más adelante, una gran cantidad de giras y actividades no solo en nuestra nación, sino también en otros países.  Eran como David y Jonathan.

Jorge Luis Soto y Rony Chaves, durante una de las Conferencias de la Palabra, que se realizaba en un hotel de la capital.

Para ese tiempo la Fraternidad vivía su “época de oro”, por cuanto era una de las reuniones de pastores y evangelistas más reconocida de todo Centro América y no había actividad alguna que se hiciere en el país, sin que pasara por el aval de esta organización.

De hecho, era dirigida por los “patriarcas” de ese tiempo, líderes con mucha experiencia como Álvaro Muñoz, Alberto Barrientos, David Barrantes, José Ángel Solano, Rafael Baltodano, Alberto Reyes y Guyon Massey, por mencionar algunos.

Muy pronto esos “patriarcas”, comenzaron a dar espacio a una nueva generación de líderes, dentro de los cuales se levantaron Jorge Luis y Rony, quienes llegaron, no solo a ganarse el respeto del pastorado nacional, sino que, al pasar los años, ellos mismos tuvieron la oportunidad de ministrar en ese púlpito, donde no era cualquiera el que lo hacía.

Rony Chaves en la “Noche de Milagros”, con Morris Cerullo, en la Plaza de Toros de Zapote.

En la Cruzada “Un milagro en tu Vida”, realizada en La Sabana.

Incursión en los medios de comunicación

Pero siguiendo con la vida ministerial de Rony, pasó muy poco tiempo para que su nombre se oyera en las dos únicas emisoras de ese tiempo, Faro del Caribe y Sendas de Vida. Además, este joven ministerio tenía una columna informativa en el periódico Maranata, medio que se publicaba mensualmente.

Recordamos dos de esos programas radiofónicos, uno “Jesucristo es el Señor”, que era muy evangelístico y el otro “La última llamada”, un poco más formativo y para creyentes.

Antes de todo eso, ya Rony había logrado colocar esos y otros espacios en emisoras seculares de algunas provincias.

Posteriormente comenzaría a participar en “Cánticos de amor”, dirigido por Gerardo Robeson y Larry Schnedler. Este fue el primer programa cristiano en una televisora secular, Canal 7. En la actualidad  se pasa por la cadena Enlace y es el espacio cristiano más longevo de la historia cristiana de nuestro  país.

Esta producción televisa, al pasar los años, el misionero Schnedler la dejó en manos de Rony, así como una pequeña iglesita que estaba levantando, por la zona del parque Morazán, que llegaría a ser el Centro Cristiano de San José. Todo lo anterior, por cuanto don Larry  pasaba serios problemas de salud y quería regresar a los Estados Unidos.

Jorge Luis Soto y Rony Chaves  visitando  una comunidad indígena.

Al edificio ubicado en Tibás

Después de un congreso con Morris Cerullo realizado en Costa Rica, la fe de Rony Chaves se activó en gran forma, sin imaginarse que con los años, el doctor Cerullo no solo sería su mentor y amigo, sino que lo haría parte de su equipo internacional.

Para ese entonces, el Centro Cristiano de San José estaba creciendo en forma impresionante y había que pensar en un nuevo edificio.

Fueron los misioneros Larry y Anita Schnedler, que todavía estaban en el país, quienes encontraron en Tibás, unas amplias instalaciones que recién se habían terminado de construir y que supuestamente estaban diseñadas para un supermercado, por tal motivo varios comerciantes ya la tenían en la mira.

Pero Rony y los pocos líderes que estaban levantándose en el Centro Cristiano, se animaron y en un paso de fe dieron unas ofrendas que tenían ahorradas como señal de trato, comprometiéndose  a que en 60 días, entregarían el resto.

Eso era una locura, porque era demasiado dinero para tan poco tiempo, pero Dios premió la fe y a los dos meses lo habían logrado, aunque tuvieron que hacer ventas de todo tipo.

Con el doctor Morris Cerullo.

Llegó el día de la inauguración

Todavía recordamos aquel 4 de enero de 1985. Había quizá unas 1500 personas, entre miembros de iglesias y ministros invitados.

El altar estaba ubicado al costado sur del templo para esos inicios, actualmente está al oeste.

La actividad estuvo llena de alegría, música, júbilo y la predicación de fondo le correspondió a aquel aventurado pastor y evangelista, que sin suficiente dinero en mano le había creído a Dios para lograr comprar ese edificio y el milagro se había realizado.

Quien escribe estas líneas, tiene en su memoria, las palabras del reconocido pastor Alberto Barrientos quien después de haberle correspondido la dedicación del templo al Señor, se bajó de la plataforma, le dio un abrazo a Rony y le dijo estas palabras “que Dios te siga usando con poder”.

Durante una de las actividades denominadas “Conferencia Internacional de la Palabra”.

Apenas era el inicio

Así fue como el país comenzó a conocer a este acucioso evangelista, que pese a tener una responsabilidad pastoral, no dejaba de realizar campañas por doquier, sin que lo moviera lo económico, porque a veces ni ofrendas le daban.

Tampoco le preocupaba donde pasar la noche, por cuanto muchas veces nos enterábamos que le tocaba dormir en las bancas de un templo.

Luego vendría la época de consolidación, donde nació “Rony Chaves y colaboradores”, que era todo un equipo evangelístico, el Centro Bíblico de Restauración de las Verdades Apostólicas, la Conferencia Internacional de la Palabra, que era cada año, el nacimiento de Avance Misionero Mundial y en los últimos años las Cumbres Apostólicas y los esfuerzos proféticos denominados “Activa”.

Rony Chaves, fue parte del comité organizador de un esfuerzo evangelístico realizado en toda Costa Rica.

En este resumen histórico, no podemos dejar de lado dos aspectos muy relevantes, uno fue el intento del liderazgo nacional de traer a T.L. Osborn, donde Rony tuvo un papel protagónico y la sorpresa que dio Morris Cerullo en la plaza de Toros de Zapote,  en la llamada “Noche de Milagros”, con una asistencia promedio de 20.000 personas, donde el doctor Cerullo designó a última hora a Rony, para que predicara en su lugar. 

Y por supuesto, tampoco se puede dejar de mencionar la campaña evangelística “Un milagro en tu vida”, realizada en el parque Metropolitano de la Sabana, donde Rony fue escogido por el cuerpo ministerial de Costa Rica, para ser el primer y único evangelista costarricense en realizar una cruzada evangelística a nivel nacional, eso fue en abril de 1989.

En la actualidad Rony Chaves, quien es presidente de la Red Apostólica de Ministerios Cristianos Unidos (R.A.M.C.U), es uno de los conferencistas y escritores más reconocidos en América Latina y a lo largo de su ministerio ha visitado cerca de 80 países del mundo.

Rony está casado con Lía Illanes, con quien ha procreado a Pavlo, Rony, Amaya y Daniela. Todos le sirven al Señor.

Dando una enseñanza en la iglesia local, en sus inicios.